Archivo de la categoría: Como son los primeros dias

Nuestra experiencia personal cuando recibimos a nuestros gatos

Nuestra experiencia personal cuando recibimos a nuestros gatos

Ledey en la mudanza

A Ledey lo rescaté de la calle siendo muy pequeñito. Me lo llevé a casa, cuando aun vivia con mis padres, y al principio lo tuve unicamente en mi habitacion conmigo, para dias despues ir dejandole cada vez mas territorio que explorar. Se sentia seguro y protegido.

Ledey durmiendo

Ledey durmiendo

Años después, cuando me traslade a una nueva casa a vivir con Arkaitz y nos llevamos a Ledey le costó muchas horas salir de debajo del sofa. Estaba muy asustado y yo muy preocupada. Pensaba que con el hecho de que yo estaba alli ya era suficiente motivo para que se adaptara. No me daba cuenta que para él estar en un lugar nuevo significaba tener que protegerse de los posibles nuevos peligros de aquel sitio.

Muffin me mordía

Viviendo en nuestra nueva casa, Arkaitz rescató a un gaturrillo muy pequeño de una fabrica de procesos pesados. El gatito llegó a casa totalmente sucio, los ojitos legañosos y faltandole parte de una de sus patitas.

Lo cuidamos mucho, se curo y se adapto bien al entorno. Sin embargo, la relacion mia con el gato no era buena. Se ponia agresivo conmigo y me mordía el brazo, la mano, etc. Yo tenia miedo al gato y mis reacciones eran cabrearme, chillarle, encerrarle en la cocina, pero nada de aquello servia e incluso agrababa la situacion. Me alteraba emocionalmente.

La situacion mejoró cuando yo cambie mi actitud ante el gato.

Muffin de la Reina

Muffin de la Reina

El cambio de actitud ha sido un proceso. Una leccion a aprender. La solucion ha sido cambiar yo. ¿Como he cambiado? Asentando mis emociones. El gato no controla ya mis reacciones. Yo no reacciono negativamente ante el. No le tengo miedo. Si viene a morderme o me esta mordiendo le cojo despacio para que suelte y le bajo al suelo, o le aparto despacio y continuo con mis cosas. Sin gritar, sin enfadarme, sin sentirme mal. Cuando viene con ganas de mimos le hago caso y le doy mimos, pero si alguna vez viene con ganas de morder, le aparto y sigo a lo mío. Al ver que no consigue nada, el gato se olvida del tema.

Quiri sin problemas

Quiri Persa Chinchilla

Quiri Persa Chinchilla

El recibimiento de Quiri fue bastante sencillo. La fuimos a buscar a su gateria personalmente y nos la trajimos a casa, era una beba curiosa y muy feliciana. En casa ya vivian Muffin y Ledey y se hizo super amiga de Muffin, tenían edades parecidas y les encantaba jugar. Ledey refunfuñaba un poco porque prefiere estar tranquilo.

Pero se adapto facil y rapidamente a su entorno. Tardo un poquito mas en ser mimosa con nosotros. Pero si lo piensas es algo logico. Primero ven que el territorio es seguro, despues se relajan y te aceptan como su nueva familia.

Bubu era muy miedoso

Bubu y ark

Bubu y ark

La llegada de bubu a casa, nuestro papi persa chinchilla, fue en un transportin tras al rededor de 24 horas metido en el y un largo viaje mediante transporte de mascotas. En casa estabamos muy emocionados por su llegada pero no pensamos en que el gato estaria asustado y sucio.

Le sacamos en la cocina al principio, con su comida, con su agua, caja de arena, etc. Teniamos muchas ganas de acariciarle.. seguro te haces a la idea de la emocion y espectativa de conocerle. Pero el gato estaba asustadisimo, se escondia de nosotros y se metia de vuelta en el transportin. Hubo que darle algo de tiempo y espacio para ir acostumbrandose y sentirse uno mas de la familia.

Adaptarse es un proceso

Hoy en día me doy cuenta de que el cambio, al principio, puede ser brusco para el animal. Hay que darles tiempo porque cada gato es diferente, su nuevo entorno es diferente y lo mejor que podemos hacer es tener paciencia con ellos y darles mucho amor, porque adaptarse es un proceso.

Los primeros dias

Los primeros dias en su nuevo hogar

La buena adaptacion del gatito persa chinchilla a su nuevo hogar es importante tanto para la familia como para el felino. Por ello, os cuento las cosas habituales que suelen suceder los primero dias de este proceso. Ayudara a que estes mucho mas tranquilo ante la nueva situacion.

Todo es nuevo para el gatito

El viaje

Si has venido a recoger personalmente a tu gatito, te le hemos llevado a casa o enviado por transporte de mascotas, habrá hecho un largo camino. El gatito estara cansado y sentira cierta incertidumbre en cuanto a haber tenido que estar metido tanto tiempo en el transportin y todos esos extraños ruidos del coche.

La nueva casa, nuevos olores, ruidos y personas

Al llegar a casa, es posible que el gatito tenga hambre, sed y ganas de hacer pis. Sus utensilios son nuevos, posiblemente las piedras sean de otra marca. Estaran ubicados en un lugar diferente al que esta acostumbrado, etc. Podría incluso hacerse pis fuera de la caja porque tiene miedo de ir a su nueva caja y ya no se aguanta mas tras el largo viaje.

La casa en la que ahora se encuentra huele diferente, los ruidos son diferentes e incluso las personas que alli se encuentran. Es muy normal que el gatito este asustado. Es normal que quiera esconderse en los rincones. Es normal incluso que maulle llamando a su antigua familia (sus gatitos hermanos de los que siempre ha estado acompañado y tambien nosotros).

Si ya hubo otro gato en casa en el pasado

También hay que tener en cuenta que si ya tuviste un gato en el pasado sus feromonas felinas estaran impregnadas por la casa. Esto es algo que para los humanos no es perceptible pero que para los gatos significa la posibilidad de que ese gato extraño este en el nuevo territorio en el que se encuentra. Puede interpretarlo como una amenaza hasta que se de cuenta de que ese gato que huele en realidad nunca esta alli.

Si tienes mas gatos en casa y quieres saber como hacer un buen recibimiento para que se lleven bien entre ellos puedes leer “Y si ya tenemos otro gato en casa“.

Qué hacer los primeros días

1.- Observar al gatito. Hay que empezar a conocerlo. Primero hay que tener paciencia y estar un poco pendiente de los sitios en los que se esconde para que no se haga daño. Fijarse de que no se coma las plantas de casa, algunas pueden ser venenosas para ellos.

2.- Permitir que explore la nueva casa. Lo mejor es tenerle en un espacio para él donde encuentre su caja y comida. Pero podemos acompañarle por el resto de la casa para que huela, que husmee y que poco a poco valla haciendo la casa como suya. A medida que se encuentre seguro ira cogiendo cada vez mas confianza.

3.- Estar tranquilos es importante. Estar abiertos a acoger a este nuevo miembro de la familia con amor. El simple hecho de estar presente en el mismo espacio que el le hara ver que no esta solo o abandonado. Si maulla, acompañale. Si se deja, acariciale. Acariciar a los gatos es tambien una forma de consolarles cuando se han caido, estan malitos o se sientes solos.

4.- Olvidar pasadas malas experiencias con otros gatos o animales que hayamos tenido. No encasillarnos con este tipo de experiencias. Cada gato es diferente y el caracter de nuestros gatos persa chinchilla es tranquilo, mimoso y lleno de curiosidad y juego.

4.- Darle un par de días para que se adapte a la nueva situacion y se sienta seguro en este nuevo entorno. Poco a poco ira aceptando vuestros mimos cada vez más. Conectara con vosotros y os aceptara como su nueva familia.

Te ayudamos con el proceso

Cada gatito es diferente y como criadores somo capaces de diferenciar las distintas personalidades de cada uno. Para su adecuada adaptacion podemos asesorarte, así que si necesitas consultarnos, preguntarnos o lo que necesites no dudes en llamarme. Estare encantada de ayudarte. Un abrazo. Arantza: 686 836 747