Educar a tu gato persa blog

Educar a tu gato persa

Educar a tu gato persa

Persas Chinchilla La Reina

Persas Chinchilla La Reina

 

Educar a tu gato persa chinchilla es importante para que no haga cosas que no nos gustan, como arañar muebles, subirse a la mesa, colgarse de las cortinas, comerse las plantas, etc. Sin embargo lo más importante es educarnos primero a nosotros mismos en el area de la educacion felina.

Lo primero que debes saber:

Tener paciencia. La paciencia va a ser la primera virtud que necesitas aprender. Estoy segura de que al principio cuando a tu gato le de por hacer una trastada tu primera reacción sera de enfado. Enfadarte no te va a servir para que deje de hacer esas cosas, ser más inteligente y buscarle el truco al gato te será de más ayuda que la mala uva.

No reñir (mucho menos pegar) al gato. Si tu reaccion a la trastada ha sido enfadarte es posible que para sentirte mejor ante esa situacion te dirijas al gato con actitud de reñirle. Sin embargo, con esto solamente conseguirás agravar la situacion.

Pautas para educar a tu gato persa:

Los gatos persa chinchilla son algo más activos y juguetones que los persas comunes, así que puede que les guste corretear por la casa, saltar y quedarse colgados del sofa, jugar a subirse al punto más alto de la casa (como la parte de arriba de los muebles mas altos), rascar donde no deben, etc.

¿Que hacer?:

Decir No. No debemos utilizar frases largas cómo ” No te subas a ese mueble”. Es mejor que digamos un NO con firmeza a la vez que pronunciamos su nombre. Y ayudarle a bajar del mueble. Siempre acompañar el No con quitarle del lugar en que esta haciendo la accion no deseada. El tono de voz debe ser firme y distinto al que utilizamos normalmente, de esta forma entenderá que le estás dando una orden.

Ignorarle (dejarle tranquilo). Después de que le hemos dicho No y ha dejado de hacer la trastada es mejor pasar un poco de él. En vez de darle mimos es mejor dejarle tranquilo y seguir con nuestras cosas. Es muy útil ignorarle cuando queremos que nos obedezca, a los gatos les gusta ser el centro de todas las atenciones.

Repetir el proceso. Debemos repetir el mismo proceso tantas veces como el gato haga una de sus trastadas hasta que el gato deje su hábito.

Adaptate. A veces podemos solucionar la situacion siendo nosotros quienes se adapten al gato. Por ejemplo: Si se sube a la encimera quiza sea porque alli encuentra comida. Si rasca los muebles, puede que sea porque no tiene rascador o necesita un corte de uñas. Si muerde los cables procura tenerlo recogidos. Si se hace pis fuera de la caja quiza sea porque la tiene muy sucia, etc. Casi siempre se trata de ser ordenado y cuidarse de guardar las cosas en su sitio.

Llegar a un equilibrio entre adaptarse y educarle es sin duda la mejor opcion.

Educar a tu gato persa

Educar a tu gato persa

 

Un pensamiento en “Educar a tu gato persa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *