Como duchar a mi gato

Como duchar a mi gato

Muchos me habeis ido preguntando como hago yo para duchar a mis gatos, hoy os voy a contar como lo hago yo. Aunque es cierto que hay varias formas y cada uno al final le pillará el truco tambien en funcion de las caracteristicas de su gato y de su baño.

QUE SE NECESITA: Siempre tengo el champu ya a mano dentro de la ducha y una toalla para mi, otra para él, peine, tijeras y el secador listos para usar cuando salgamos fuera.

REACCIONES DEL GATO: La reacción del gato normalmente suele ser de querer salir de la ducha, maullar porque quiere salir y esta asustado. Es normal, no les suele gustar el agua, asi que intentaremos ser lo mas breves posible pero hacer las cosas bien. Ante el miedo al agua el gato podria intentar subiros encima vuestro, y se agarran muy fuerte con las uñas!! (lo digo por experiencia), asique es super importante no dejar que se suba sobre ti. Manten una distancia prudente. El gato se movera por la ducha, pero que sea por el suelo. Acariciarle ayuda bastante a calmarlos y sobre todo tener paciencia y hacer pequeñas pausas si es necesario.

COMO PROCEDER: En nuestro caso tenemos ducha de plato mediano y mampara, cabemos dos personas en ella, por lo que personalmente lo que hago y me resulta mas facil es meterme en pelotillas con el gato en la ducha. De esta manera no tengo que estar pendiente de si me mojo o no me mojo la ropa y atiendo al gato como es debido.

Primero tomar la alcachofa de la ducha y regular el agua para que este templadita. Mojar al gato de la nuca hacia abajo. Hay que evitar que el agua le entre en ojos, orejas y boca (y sobre todo evitar que les entre jabon). Tomar un poco de champu en las manos y frotar (super importante evitar ojos, orejas y boca) yo no les suelo lavar la cara nunca, siempre de nuca hacia abajo. Aplicar el champu que creais necesario pero sin pasarse (todo esto es de logica, pero bueno, indico por si acaso). Aclarar y escurrir todo lo posible apretando suavemente patitas y pelaje.

AL SALIR DE LA DUCHA: Una vez abras la puerta de la ducha el gato querra salir fuera del baño, pero todavia queda secarle bien con la toalla. Aprovechar, si se deja, a cortar algun nudito que tenga. Se les puede peinar, pero yo suelo preferir que pasen el menor tiempo posible mojados asique normalmente paso a secarles en seguida. El secador no les va a gustar nada. Mete mucho ruido y casi siempre esta muy caliente. Regular la temperatura a templado o si no se puede alejar el secador lo suficiente como para que no le queme. Aqui es donde mas paciencia hay que tener. El baño es mas grande que la ducha y su reacción será de esconderse y moverse por el baño para que no le “ataques” con el secador. Paciencia, paciencia y poco a poco hasta dejarlo lo mas seco posible. Te darás cuenta de que el pelaje del gato parece que nunca termina de secar, es algo graso o como si tuviera un pelicula protectora. Debes saber que con el secador posiblemente no llegues nunca a secarlo al 100%. Estate atento, haz un descanso, sacale del baño y fuera podras verlo de otro modo. Si te parece que esta muy humedo todavia puedes volver a darle con el secador otro poco.

CADA CUANTO DUCHARLE: Personalmente solo los ducho en verano para que la temperatura ambiental sea al menos templada y haya poca humedad. La idea es evitar que cojan un resfriado y tarden menos en secarse. Esto no significa que no puedas ducharle en invierno si lo ves estrictamente necesario. Siempre pongo el ejemplo de que accidentamente el gato se haya metido en el plato de los espaguetis con tomate y no quede mas remedio que bañarle. En estos casos aseguraos de que le secais bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *